LA TERAPIA CONSCIENTE

 

 

 

 

Proceso que te ayuda a expresar el cambio, el equilibrio y la salud desde el interior.

 

 

La Terapia Consciente es una técnica manual que nos va a ayudar a sanar nuestro cuerpo, mente y espíritu, que se basa en la aplicación de las distintas técnicas terapéuticas desde un estado de concentración y entrega total, en el aquí y el ahora.

 

Nace de la necesidad de adecuarse de la manera más ideal posible a las necesidades del cliente con el objetivo de generar un proceso realmente sanador, de tal forma que todo el bagaje terapéutico del profesional se despliegue de forma libre e intuitiva, y por tanto multidisciplinar. Es decir, si en un momento dado se necesita un enfoque más estructural, se utilizaría el masaje, la correccion osteopática, o estiramientos, etc. Que luego hay que recurrir a un enfoque más profundo, pues se podrían emplear técnicas como Sacrocraneal, Meditación guiada, etc. El caso es que la terapia no quede encasillada bajo una u otra técnica, si no que fluya libre.

 

Es por tanto la Terapia Consciente una evolución en el ejercicio profesional en distintas Técnicas Naturales como la Osteopatía ( teniendo en cuenta sus tres disciplinas: Estructural, Visceral y Sacrocraneal) , Quiromasaje, Kinesiología; y sin dejar de lado las técnicas energéticas como el Reiki.

 

 

 

El objetivo

 

 

 

El objetivo se va a situar más allá de liberar un dolor específico, porque limitarse exclusivamente a este nivel propiciará la reaparición del mismo a lo largo del tiempo, el cual, podría ser muy breve. Por tanto, se tratará de ir más allá del ámbito méramente físico con la idea de alcanzar el origen real del problema, que por lo general se encontrará a un nivel mucho más sutil. Como ejemplo, nos serviremos de las experiencias traumáticas vividas en el pasado, las cuales se van a conservar en forma de memorias en el propio cuerpo físico, a un nivel celular, esperando a que decidamos responsabilizarnos e interiorizar para retomarlas, digerirlas y sanarlas. Es obvio que el resultado de este ejercicio va a procurar un resultado a un nivel espiritual, mental, emocional y físico, y por tanto, tan importante que merece la suficiente intención como para por lo menos intentarlo.

 

Es la Terapia Consciente por tanto una llamada a la interiorización, a la meditación, a la voluntad de hacerse consciente de la realidad íntima que cada uno de nosotros acarrea en su interior para que al ir liberandola podamos ir evolucionando como los seres espirituales que somos.

 

 

 

¿Cómo vive el paciente la terapia?

 

 

 

La terapia suele transcurrir en camilla, en la que el paciente de forma pasiva se abandona a las distintas técnicas de tratamiento que podrán ser de naturaleza muy dispar como el masaje, más físicas, o como el sacrocraneal, más sutiles.

 

Habrá otros momentos en los que el paciente tendrá que desempeñar un papel más activo, como por ejemplo cuando sea oportuno trabajar con el niñ@ interior, o haya que buscar un hecho traumático en el tiempo, etc.

 

De forma general, el paciente poco a poco ira entrando en un estado de relajación, más o menos intenso, muy beneficioso porque esto es lo que le va a permitir ponerse en contacto con su mundo interior, y además gracias a este estado de calma y distensión le va a dar a su cuerpo la oportunidad de ejercer las funciones de autoregulación, y por tanto de autosanación, de una forma profunda y óptima.

 

 

 

Resultado

 

 

Nos vamos a encontrar con dos tipos de efectos sinérgicos: por un lado los propios de la terapia y de pendientes de la competencia del terapeuta, y por otro lado nos vamos a encontrar con los efectos procedentes de la relajación experimentada por parte del paciente que pondrá en marcha los propios recursos de autosanación del cuerpo. Juntos van a conjugarse en favor de la mejora del interesado y cuyos efectos se van a seguir produciendo más allá de la sesión.

 

 

Copyright © All Rights Reserved